Colabora con Nosotros

Ayúdanos a mantener y mejorar este Blog, solo te pedimos que hagas clic en la publicidad.

Buscar en este blog

24 de junio de 2011

Corpus poliédrico

EPÍCARIS

Es obligado escribir, como lo han hecho mis compañeros de columna durante esta semana, de la fiesta por excelencia de nuestra ciudad: la del Corpus. Y este año Tribuna con más protagonismo a través de Adolfo de Mingo, que en su espléndido pregón ha dado muestras de su constante trabajo que sobre el patrimonio toledano muestra a lo largo de todo el año en estas páginas.
Y es que el Corpus sigue siendo una fiesta viva, que cada año se nutre con nuevas propuestas y el entusiasta protagonismo de los toledanos. El Corpus es poliédrico y en él se conjuga arte, historia, antropología festiva, factores económicos y políticos, y, por su puesto, una proyección religiosa indudable, ya que sin la esencia de la Fe y del fervor que los creyentes muestran ante el Santísimo, no podríamos contar con esta Fiesta de Interés Turístico Internacional, que se enriquece continuamente con investigaciones y obras de creación literaria y artística.
Afortunadamente la provincia cuenta con otros Corpus de interés cultural y antropológico: El de Lagartera, el de Camuñas y el de Yepes, por no hablar del interés que tienen otros muchos, ya sea por elementos singulares o por el cada vez mayor ornato que muestran. Y en nuestra ciudad también existen otros Corpus, eclipsados por el que protagoniza la custodia de Arfe. Está el de Santo Tomé, que también procesiona por el las calles toledanas, o la procesión de la Octava, que se desenvuelve por las naves catedralicias. Pero, también, hay otros corpus singulares e interesantes, los protagonizados por las comunidades religiosas que procesionan en los claustros de los conventos y monasterios de la ciudad. En ellos la esencia de la festividad es más nítida: los adornos florales, altares, ornamentos y piezas litúrgicas, la devoción de las comunidades y los marcos arquitectónicos. Conozco únicamente los de la Concepción Francisca, el “Reservado” y el de San Bernardo, pero año tras año procuro ir descubriendo estos otros “Corpus” toledanos que se caracterizan por el recogimiento y mínima asistencia.

Fuente: http://www.latribunadetoledo.es/noticia.cfm/Opini%C3%B3n/20110623/corpus/poliedrico/3827A5F0-D40E-1C5E-DE89568C6A5350B3

Información del contenido