Colabora con Nosotros

Ayúdanos a mantener y mejorar este Blog, solo te pedimos que hagas clic en la publicidad.

Buscar en este blog

24 de enero de 2011

El Gobierno regional agradece la implicación de las empresas en las labores de Educación Ambiental de cara a los ciudadanos


Martínez Guijarro visitó hoy el Centro de Interpretación de la Naturaleza “Mesa de Ocaña” de la cantera de Lafarge Cementos en Yepes (Toledo)


JCCM

El consejero de Agricultura y Medio Ambiente indicó que, desde que se creó en 2007 la Red de Equipamientos para la Educación Ambiental regional, se han ido incorporando centros, contándose actualmente con un total de 45, 23 propios y 22 asociados, que han podido ser visitados por más de 47.000 alumnos de 942 centros educativos.

El titular de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, mostró hoy el apoyo del Gobierno regional a las iniciativas privadas en materia de educación ambiental, puesto que “son capaces de generar empleo y dinamizar las economías locales en las comarcas donde ubican a la vez que concienciar a la ciudadanía sobre el cuidado y el respeto del medio ambiente”.

De esta forma lo manifestó hoy durante su visita al Centro de Interpretación de la Naturaleza “Mesa de Ocaña” de la cantera de Lafarge Cementos ubicado en Yepes, en la provincia de Toledo. Un centro que ha sido integrado a la Red de Equipamientos para la Educación Ambiental de Castilla-La Mancha a lo largo del año 2010 y que ha contado ya con la visita de cerca de 1.000 escolares.

El consejero indicó que, desde que se creó en 2007, la Red de Equipamientos para la Educación Ambiental regional ha ido incorporando centros, contándose actualmente con 45, 23 propios y 22 asociados, que han podido ser visitados por más de 47.000 alumnos pertenecientes a 942 centros educativos.

Así en 2010, junto al Centro “Mesa de Ocaña” de Yepes (Toledo), se ha dado cabida al Aula de la Naturaleza “Las Lagunas” del Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros, la Planta de Selección de Residuos de Envases de Almagro (Ciudad Real), gestionada por el Consorcio Residuos Sólidos Urbanos de Castilla-La Mancha.

Además, a lo largo del pasado año el Gobierno regional realizó un importante esfuerzo en esta materia poniendo en marcha nuevos centros de interpretación en varios Espacios Naturales de la región, como los Centros de Interpretación del Parque Natural del Barranco del Río Dulce, en Mandayona (Guadalajara), otro más en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca en Uña (Cuenca) y el Centro Ars Natura de Cuenca, instalación que constituye ya un auténtico referente en el campo educativo ambiental en nuestra región.

Centro de interpretación Mesa de Ocaña

El centro de Interpretación “Mesa de Ocaña” cuenta con un programa de educación ambiental emprendido por la empresa Lafarge en estrecha colaboración con el Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Castilla-La Mancha, denominado “La cantera, el otro Lejano Oeste” que se vertebra en cuatro ejes centrales; La cantera, La restauración ecológica, Los habitantes de la cantera (flora y fauna) y La sucesión vegetal.

Además, el programa educativo aprovecha la cantera como lugar idóneo para el desarrollo de investigación botánica, incluyendo una senda botánica, un mirador, un observatorio de avifauna, espacios recreativos y rutas para la práctica de senderismo o bicicleta, “lo que la hace atractiva e interesante no solo para la comunidad educativa, sino también para dinamizar los municipios más cercanos que pueden disfrutar de estos espacios regenerados”, dijo el consejero.

El consejero, que estuvo acompañado durante su visita por el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, Manuel Guerrero, el delegado provincial de Agricultura y Medio Ambiente, Gustavo Martín, y por parte de la empresa, el director general de Lafarge Cementos, José Antonio Primo, y el director de la fábrica de Villaluenga de la Sagra, Oswaldo Pereda, visitó posteriormente la zona restaurada de la cantera para conocer el modelo de recuperación ecológica que se ha seguido en estos terrenos, desde el año 2004, que ha permitido recuperar 250 hectáreas y que le ha convertido en modelo de restauración de la biodiversidad en zonas semiáridas.

De esta forma, Martínez Guijarro agradecía a los responsables de Lafarge su concienciación ambiental “pues les ha llevado a aprovechar el potencial didáctico que posee la cantera y su entorno para ponerlos al servicio de la sociedad en general y de los municipios de su entorno”.

Información del contenido