Colabora con Nosotros

Ayúdanos a mantener y mejorar este Blog, solo te pedimos que hagas clic en la publicidad.

Buscar en este blog

13 de diciembre de 2010

La Cruz de los Jóvenes pasó de Ciudad Real a Toledo en un emocionante relevo

Los obispos de ambas diócesis, acompañados de decenas de jóvenes, se fundieron en un caluroso abrazo ante la ermita del Cristo de Urda

MARÍA JOSÉ MUÑOZ / TOLEDO (ABC)


El municipio toledano de Urda fue ayer escenario de la llegada de la Cruz de los Jóvenes, convirtiéndose así en el primer destino toledano de este símbolo cristiano que está recorriendo toda España hasta que el próximo mes de agosto llegue a Madrid, mes en que el Papa Benedicto XVI presidirá las Jornadas Mundiales de la Juventud.
Fueron jóvenes y religiosos ciudadrealeños, llegados desde Villarrubia de los Ojos, los que entraron en la plaza de la ermita del Cristo portando la gran cruz, muchos de ellos con lágrimas en los ojos por la emoción de poder transportar por la geografía española este símbolo cristiano que el Papa Juan Pablo II entregó a los jóvenes creyentes en 1984 y que por primera vez, en sus 26 años, está visitando las Diócesis de Castilla-La Mancha. La Cruz de los Jóvenes ya ha recorrido las Diócesis de Cuenca, Guadalajara y Ciudad Real, y permanecerá hasta el sábado, 11 de diciembre, en la Diócesis de Toledo, recorriendo varias localidades, incluyendo Guadalupe (Cáceres), para después partir hacia Albacete, desde donde seguirá su camino.
El acto de ayer, donde reinó la emoción a flor de piel, fue testigo del caluroso abrazo en el que se fundieron los reponsables ambas diócesis, el obispo de Ciudad Real, Antonio Ángel Algora, y el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, cuando los jóvenes se pasaron el testigo de la cruz, cuya llegada estuvieron esperando una hora y veinte minutos más de lo previsto. El frío reinante y la incómoda lluvia no arredraron a los jóvenes presentes, que no pararon de proferir cánticos de júbilo mientras la cruz se acercaba. A continuación, se celebró una misa presidida por ambos prelados. La cruz partió ayer mismo hacia Villacañas y Madridejos y hoy, 6 de diciembre, visitará Mora, Navahermosa, Sonseca y Yepes para, mañana viajar a Ocaña e Illescas antes de participar en la vigilia de la Inmaculada en Toledo. El día 8 viajará a Fuensalida, Escalona y Torrijos, el jueves 9 visitará colegios de Torrijos y de Toledo y llegará a Oropesa, y el viernes 10 estará en distintos colegios de Talavera de la Reina y llegará a Guadalupe. Por último, el sábado día 11 irá a Corral de Almaguer y a Quintanar de la Orden antes de la despedida para su traslado a Villarrobledo (Albacete).
La Cruz de los Jóvenes y el icono de María Salus Populi Romani se encuentran ya desde hace unos meses peregrinando por las diferentes diócesis de España. El pasado sábado, 4 de diciembre, presidieron la Vigilia de Oración de la Marcha de Adviento que se celebró en Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) y que reunió a casi un millar de jóvenes de la diócesis que, en el día de ayer, portaron la cruz hasta Urda para que continúe su recorrido por la diócesis de Toledo.

Información del contenido